ENVIDIA Y ADMIRACIÓN

Por Jorge Mier García  

A través de los años se nos ha hecho creer que la envidia es el vivo ejemplo de personas que te tienen mala voluntad que no quieren verte feliz en tus actividades deportivas, profesionales, ocasionales o en tus relaciones con otras personas llámese amistades, noviazgos o cónyuge.

   Sin embargo, ese tipo de personas tienen una mentalidad nefasta, inmadura y poco creativa que no solo están al pendiente de tus actividades, triunfos, éxitos y todo lo que tenga que ver con la luz que llevas todos los días y generas con tu sonrisa, tu forma de ser, como generas un ambiente de paz y tranquilidad con las personas que te rodean.

   No los culpes porque esas personas nunca tuvieron la oportunidad de vivir una estabilidad con su familia y todo porque la falta de atención de sus padres no fue suficiente y solo estaban acostumbrados a recibir las sobras de cariño.

   El compartir es una herramienta que te abre puertas de empleos, agrupaciones, amistades y sobre todo el cariño de muchas personas que en algunas ocasiones imitan lo que tú haces y hasta te buscan con la única finalidad de aprender un poco de ti y pasarla bien.

   Por el envidioso no te preocupes él está acostumbrado a hablar mal de las personas, aunque no las conozca y buscará ponerse en mal con todo el mundo porque su autoestima es tan baja que no es capaz de hacer su propia historia de éxito, además no te extrañe que te haya tachado de calificativos no gratos y de mal gusto, pero lamentablemente esa es su forma de actuar con su escasa inteligencia, madurez y gusto por la vida.

   El envidioso jamás saldrá del lugar donde está, aunque tenga dinero tendrá una mentalidad pobre y un corazón podrido que difícilmente podrán cambiar, cuando te digan tengo envidia de la buena ya te mintió la envidia eso es y no hay buena ni mala simplemente el mal deseo a tu persona.

   Es importante que sepas agradecer que tienes un admirador o admiradora que está al pendiente de todo lo que haces, ¿te das cuenta lo que eso significa? Preocúpate cuando ya no hablen de ti porque entonces estarás perdiendo adeptos.

   La mejor manera de combatir a ese tipo de personas es con tu trabajo diario bien hecho, honestidad, respeto y amor por tu prójimo.

Ser Líder.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*