¿TODO BIEN EN CASA MÉXICO?

Por Francisco de Jesús Cerón Gámez

En esta ocasión quiero abrir debate y que toquemos un tema un poco olvidado en la actualidad y en lo personal creo que es muy importante en diferentes aspectos, ya que el personaje del que hablaremos, influye o debe influir en nosotros para tomar alguna decisión, inclinarse a una idea o pensamiento, tomar sus acciones como un ejemplo a seguir, el que nos organiza o inspira a realizar una acción, hablaremos del casi extinto pero vivo en algún lugar de nuestra hermosa tierra, “el liderazgo”

¿Por qué digo que un tema olvidado? Si a cada rato escuchamos esa palabra, vemos promoción de cursos a diestra y siniestra de liderazgo en empresas y partidos políticos, la pregunta eterna de ¿Si un líder nace o se hace? ¡Si! Todo eso sigue vigente y seguirá por los siglos de los siglos (Claro si no nos mata el COVID–19) ¿Pero hoy en la actualidad existirá ese liderazgo? Yo digo que no, y si existe, ha de estar escondido o lo están escondiendo de alguien que no quiere que brille, ¿o tal vez aun no nace? Pero ya es hora de que se manifieste o se manifiesten los liderazgos que necesitamos, unos que trasciendan, que marquen la diferencia, que hagan lo que tienen que hacer, ¡Liderar!

¿En qué me baso o porque me atrevo a decir todo esto? El año pasado tuvimos elecciones para renovar el ayuntamiento de nuestro amado Gómez Palacio, donde hubo una participación del 27% de toda la población con la facultad de emitir el voto, ¡La participación más baja que mi joven mente recuerde! ¿Qué triste no? Que entre los ocho partidos políticos que contendieron, con todo su equipo de trabajo, propaganda, recursos etc. No lograron convencer ni al 30% de los ciudadanos a que salieran a votar, ¡Ni al 30% se pudo convencer!

¡Si, muchos dicen que la gente está harta, que la gente no cree en los políticos, ni en los partidos, que siempre es lo mismo, todos roban, que la culpa es de Calderón etc. Etc.! ¡Pero todo eso sale sobrando si la labor la hiciera un verdadero líder! Ellos ya tienen convencida a la gente, o saben cómo hacerlo, ellos ya tienen la confianza, respetan y si se dan a respetar, la gente saldría por él y por nadie más. Por eso me atrevo a decir que escasean esos personajes.

Pongo el ejemplo de la política porque es el más notable, pero al igual escasean liderazgos sociales, estudiantiles, que hace algunos años imponían en las escuelas y eran temidos por los maestros, religiosos, deportistas etc.

Hoy necesitamos una dirección, en época de pandemia todos andamos sin rumbo, unos hacen caso a las recomendaciones, otros no, seguimos sin sentido común, falta que alguien nos de él buen ejemplo, alguien que tome las riendas de la situación, no un gobernante, no un presidente, no un diputado, necesitamos un “Lider”.

¿Dónde estás amigo? Ya manifiéstate, ya levántanos el castigo, los tiempos y las circunstancias actuales ameritan tu presencia, ya aparece y trae contigo a tus colegas, que necesitamos mucha ayuda, como no te lo imaginas.

Es hora de irme, que esos trastes no se lavaran solos, nos leemos en la próxima.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*