LA VERDADERA MAFIA DEL PODER

Por Francisco de Jesús Cerón Gámez

Después de pasar un año 2020 apocalíptico, lleno de crisis en diferentes aspectos como en la salud, la economía, del medio ambiente, logramos brincar a este 2021, otro año apocalíptico, pero ahora en diferente aspecto, si, adivinaste, ¡es año electoral! Hay renovación de los 500 diputados federales que integran congreso federal, algunas gobernaturas, ayuntamientos y diputaciones locales en diferentes estados del país.

¡La madre de todas las elecciones! dicen algunos, ¡la elección del siglo! dicen otros, ¡una elección más! Dice la mayoría. Si bien es verdad que es importantísima estas elecciones 2021 porque es donde se tratara de darle continuidad a la autollamada 4T de nuestro influencer y personaje principal del programa #1 de la televisión humorística “la mañanera” donde se busca seguir teniendo la mayoría en la cámara de diputados para seguir aprobando o desaprobando reformando o desformando, lo que les plazca o deseen, y lo digo así porque la poca oposición que existe en la cámara no alcanza ni para llegar al segundo round en el ring, o en términos futbolísticos, cuando el equipo no se completa de jugadores para iniciar un encuentro, pierden por de faul todos los partidos, no hay nada que hacer.

Pero ahora el panorama es diferente, se viene un MORENA desgastado, la popularidad del presidente viene a la baja, algo históricamente normal en todas las elecciones intermedias, además de que los pleitos internos del partido no dejan avanzar como se quisiera, todos quieren ser candidatos, como dice un amigo ¡cuidado al manejar, puedes atropellar un precandidato de MORENA!

Por otra parte, está la coalición ¡Va por MÉXICO! Otro fenómeno inesperado que se pensaba nunca iba a suceder, pero que el presidente López Obrador lo viene prediciendo desde siempre, hablamos del “PRIANRD” como dice la chaviza, la unión de fuerzas del PAN, PRI y PRD que buscan ser el contrapeso en el congreso y tratar de recuperar terreno que ellos mismos perdieron en su actuar, hablamos de la famosísima ¡MAFIA DEL PODER!

¿Mafia del poder? ¿Cuántas veces hemos escuchado este calificativo o frase en los últimos años? Escuchamos los dimes y diretes entre los dirigentes de todos los partidos, funcionarios y periodistas, una frase ya desgastada creo yo, ¡pero también creo que ellos no son la mafia del poder! es muy fácil tumbar ese calificativo dirigido a todos los políticos o de los que creen que son políticos. ¡Aquí los únicos mafiosos somos todos esos ciudadanos que no salimos a votar! Los apáticos, que nos da flojera salir el día de las votaciones a ejercer el derecho de elegir a nuestros gobernantes, somos todos aquellos que dejamos que compren nuestro voto, los que aceptamos algo a cambio por votar o no votar, tan sencillo es que nosotros somos los que quitamos y ponemos, el poder es nuestro, pero no lo sabemos usar, nosotros somos los mafiosos que lo vendemos, lo regalamos o no lo usamos, los que no participamos. Tan claro es que nosotros los ciudadanos somos la mayoría absoluta y sin nosotros ellos no son absolutamente nada.

En fin, nos leemos en la próxima, esos trastes no se van a lavar solos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*