BAILANDO CON LA MUERTE POR LA NOCHE

POR JORGE MIER GARCÍA

Master en Artes Marciales y Toastmasters

Aunque es cierto que la vida tiene un inicio, de algo estamos seguros, que un día dejaremos de existir y nuestra presencia con las amistades se olvidaran y no importaras a las generaciones venideras, la muerte es un proceso natural que no estamos acostumbrados a verla de frente cuando llega.

Te has preguntado realmente cuantas personas se han atravesado en tu vida, cuantas ya no están porque tomaron caminos diferentes o simplemente porque han pasado a otro mundo sin dejar huella.

En cuantas ocasiones has estado presente en el cumpleaños de un ser querido, en algún momento especial que te das la oportunidad de abrazar, besar, compartir alimentos, pero difícilmente sabes expresar un te amo a esas personas que valen la pena y me refiero a tu cónyuge, padres, hijos o hermanos.

Pero hagamos a un lado a las personas que te rodean, sinceramente si te llegara la muerte en este momento, ¿estás preparado?, ¿terminaste tu misión en la vida? ¿dejaste un legado en el cual te recordaran y pudieran seguir tu ejemplo? NO, ¿porque?, te da miedo levantarte a las 3:00 am y elevar una Oración en la soledad de tu sala o el patio donde nadie te observa, bajo las estrellas y abrir los ojos para mirar a tu alrededor. Realmente piensas que estas solo o sola que alguien del más allá te está esperando para bailar contigo unos momentos buscando un pretexto para que jamás regreses de ese baile.

Bailar con la muerte por la noche es atreverse a ver por tus enfermos, pedirle a Dios que te ayude a la sanación de aquella persona que lo necesita, entonces tendrás el carácter para mirarla de frente y decirle, ¡Aun NO!, la lucha constante de la vida no solo es el dinero también es saber amar visitar a tus padres, hermanos o seres queridos para que el día de mañana no estés llorando porque fuiste un mal hijo o hija. No tengas miedo porque un día tendrás que partir y a lo mejor no podrás despedirte de aquellas personas que alguna vez te mostraron aprecio.

La misión en esta vida es SER FELIZ, y hacer el bien sin mirar a quien caminar por el sendero del bien y planear para dejar un legado porque será la única manera que te van a recordar.

¿Y tú ya has bailado con la muerte por la noche?

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*