SALUD: LA BASE DE LA SOCIEDAD

Lic. Mónica Alvarado Luna Asesora financiera patrimonial

¿Hace tres meses te imaginabas cómo ibas a estar hoy? Se llama COVID-19, ¿lo esperabas?, ¿te das cuenta de lo vulnerable que somos? Trabajo, negocios, escuelas, viajes, deportes, misas y hasta funerales, todo frenado por una simple ‘gripe’.

Pero, no todo es malo, nos hemos dado cuenta de que podemos llevar otro estilo de vida en el cual lo más importante es proteger nuestra salud y la de quienes más nos importan. Que prescindiendo de unas cuantas actividades podemos pasar más tiempo de calidad con la familia. Es una pausa obligada que le ha dado un respiro a nuestras vidas para reorganizar nuestras prioridades.

Sintámonos afortunados de estar en casa, de no tener que pisar un hospital sea la causa que sea. En estos tiempos llegar ahí sería riesgoso, primero para quien se tiene que atender y segundo para sus familiares que tienen que cuidar de él o ella.

¿Entiendes que la salud es la base de la vida? Mueve a la economía, a la sociedad, al mundo entero. Caminamos por una delgada línea y hasta ahora nos damos cuenta. Ojalá este despertar nos dure mucho tiempo y no solamente en este momento, aunque hay gente que aún sigue dormida.

Nos toca hacer nuestra parte procurando buenos hábitos de alimentación, higiene, descanso, ejercicio, tiempo con la familia. Porque a la hora de tener que visitar un hospital, tus posibilidades de supervivencia van a estar directamente relacionadas con lo que hayas hecho antes por tu salud.

No esperes a que el médico venga y te prohíba el cigarro, el alcohol, las grasas, los irritantes, los disgustos y el estrés. Empieza a procurarte hoy, no después de un diagnóstico que resulte irreversible y perjudicial para ti y también para tu familia, porque finalmente serán ellos quienes carguen con tu enfermedad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*