SUEÑOS DE CREAR LA VIDA DEL CIELO EN LA TIERRA

ADRIANA VALADEZ WOESSNER

TODOS NECESITAMOS DE 3 MENTORES

Demasiado soberbio el que cree que todo lo sabe, demasiado soberbio el que cree que todo lo puede, que no necesita la ayuda de nadie creyéndose superior a otros o incluso mejor que otros.

Qué tontería ignorar la sabiduría, la experiencia y la buena voluntad de quien tiene algo que aportar. Qué tontería creerse independiente del mundo, de la humanidad, de la creación, de Dios.

El cuerpo, el alma y el espíritu enferman si no se nutren, no basta con alimentarlos, hay que nutrirlos, pero solos no podríamos saber qué es lo que mejor nutre a nuestro cuerpo, nuestra alma y nuestro espíritu.

Cualquier éxito que hayamos alcanzado no viene de nosotros mismos, sino del cúmulo de conocimiento que hemos adquirido; todo lo que sabemos alguien más nos lo enseñó, es porque alguien más lo descubrió, lo experimentó o lo inventó, y se tomó el tiempo para transmitirlo, y es verdad que no siempre se nos enseña lo correcto y también es verdad que ni en toda una vida se podría llegar a tener todo el conocimiento que existe en el mundo, por más que se intentara.

Sin embargo, en las tres áreas del ser son en las que deberíamos de enfocarnos toda la vida, no sólo para llenarnos de conocimiento si no para saber elegir cuál será la mejor manera de nutrir nuestro ser; son fundamentales para que de ahí todo lo demás se de por añadidura.

Desde hace muchísimos años, existe el término mentor o mentoring, que tiene que ver con que una persona de mayor conocimiento o más experiencia, lleve al desarrollo a otra persona de menor experiencia o conocimiento, regularmente este tipo de mentores se dan en los negocios, y suele ser poco común que una persona que no tenga necesariamente que ver con algún negocio, empresa o emprendimiento busque mentores para las 3 partes del ser.

Para que la mentoría tenga mejores resultados, sin lugar a dudas se necesita trabajar uno a uno, sin embargo, hay quienes fungen de mentores sin tener contacto con quien es mentoreado, a través de sus estudios, libros o contenido.

Todos necesitamos al menos 3 mentores, el primer mentor y el más importante, es el mentor espiritual, que fuera de una religión en específico, es aquel que nos ayudará a conectarnos con nuestra espiritualidad, yo que creo en Cristo, encuentro en la biblia una clara indicación, ¨Busca primero el reino de Dios y su justicia, y él les dará todo lo que necesiten¨, así que reitero que el primer y más importante mentor es aquel que nos lleve a despertar nuestra espiritualidad, conectar con ella y nos enseñe, en este caso la palabra de Dios.

En segundo y tercer lugar necesitamos un mentor para el alma, y otro para el cuidado del cuerpo, puede ser un coach, un psicólogo, un nutriólogo; también en la biblia encontramos la indicación de dejarnos transformar por Dios al renovar nuestros pensamientos, un mentor para el alma (mente y corazón) podría ayudarnos a entender de donde provienen cada uno de nuestros pensamientos, que después se convierten en acciones y emociones y al saber reconocerlo, podríamos claramente tener una salud mental y emocional.

Por último, todos los seres humanos que habitamos la tierra y que existimos en este momento, aquí y ahora, tenemos un propósito que cumplir, somos parte de un enorme rompecabezas, y nuestro cuerpo es el vehículo para conseguirlo, así que si no tenemos un cuerpo sano muy probablemente no podremos cumplir nuestro propósito, además es en el cuerpo en donde habitan nuestra alma y nuestro espíritu; “es el templo del Espíritu Santo” según la palabra de Dios que también nos dice que “nadie odia su cuerpo si no que lo alimenta y lo cuida como Cristo cuida a su Iglesia”, si de verdad cuidamos nuestro cuerpo como Cristo a su Iglesia, nos ocuparemos en encontrar al mejor mentor para que nos indique qué alimentos y que ejercicios son los que específicamente nos funcionan a cada uno de nosotros para mantenernos saludables.

Todos necesitamos de al menos estos 3 mentores, que nos acompañen y nos enseñen a tener una salud, física, emocional y espiritual, es decir en cuerpo, alma y espíritu, y de esta manera entonces poder cumplir el propósito para el cual estamos en este mundo aquí y ahora.

Te invito a seguir mis redes sociales en donde comparto este tipo de contenido en Instagram me encuentras como @micielo.latierra @adryvawo también puedes escuchar los podcasts Al Otro Lado y MI Cielo La Tierra Podcast en varias plataformas como Spotify o Apple Podcast. Gracias por leerme.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario