HABLEMOS DE POLÍTICA

Lic. en Derecho Lic. Alberto Robles Asesoría en materia Laboral

¡Que barbaridad! En medio de la crisis sanitaria, económica y social que se vive en nuestros tiempos, podemos observar claramente un Gobierno que tiembla de miedo al momento de tocar el tema de “Costo Político”, y es que resulta evidente esta idea, al ver que el señor presidente de México hasta este momento y desde que se enfundó en la banda presidencial no ha querido enfrentar ningún tipo de conflicto, por miedo al escarnio público. Mucho me he preguntado el porqué siempre hay un desvió en la plática o en la pregunta, las preguntas son correctas, las respuestas son ambiguas y confusas. El colmo de esto llega en estos tiempos en los que los ciudadanos mexicanos necesitamos claridad y certeza en el actuar de nuestras autoridades federales.

Me ha sido complicado entender el papel que juega el presidente de la república y su desfachatez al invitar al pueblo a hacer todo lo contrario a lo que están dictando y sugiriendo las autoridades sanitarias, pareciera que el señor presidente busca tener siempre un buen comentario o como dicen los chavos de hoy: Un MOOD optimista, sin embargo basta con ver al Dr. Hugo López-Gatell en cada una de sus apariciones para darnos cuenta de que el estatus que guarda el país en el tema de salud, es delicado.

Y es que no es un tema para nada sencillo el que se vive en México, te vas a preguntar ¿por qué? La respuesta es sencilla, los actores principales que juegan en esta crisis representan el capital político y el capital económico, cualquiera de los actores que salga afectado, seria capaz de cortar el avance del proyecto de la cuarta transformación que tanto ha soñado el señor presidente implementar en nuestro país. ¿Qué hubiera pasado si durante el periodo declarado por el Consejo de Salubridad General que es del 30 de marzo al 30 de abril del 2020 el mismísimo presidente hubiese anunciado la suspensión de labores y que los trabajadores mexicanos se fueran a sus casas a enfrentar la crisis conforme a lo señalado en la Ley Federal del Trabajo con un sueldo de $3,696.00, cuando probablemente tienen un pago mayor? ¿Verdad que es mejor mandar al Canciller Marcelo Ebrard?. Tomar decisiones tiene consecuencias ¿Qué prefieres? ¿La salud del pueblo o la continuidad de tu proyecto político?

Esto es solo una percepción.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*